CASARES

CASARES

Situado en un cerro entre la serranía de Ronda, la Costa del Sol y el Campo de Gibraltar, por lo que el paisaje de sus tierras varía desde lo más abrupto y espectacular de la Serranía en el Pico de los Reales, a las tierras bajas del Valle de Guadiaro de huertas y cereales pasando por una pequeña franja de costa.


Aunque lo más interesante del pueblo es el conjunto, se pueden destacar monumentos y lugares de especial de interés: las ruinas del Castillo, 
la Iglesia de la Encarnación, las cuevas de Ballesteros, las de la Hedionda, la Sima de los Huesos y por último la casa natal de Blas Infante, político y escritor considerado el padre del andalucismo.

El pueblo, declarado Conjunto Histórico-Artí­stico está considerado como uno de los más bellos de España. Su origen, según la tradición, se remonta a la época romana, cuando Julio César lo mandó construir en agradecimiento por haberse curado bañándose en los Baños de la Hedionda; sin embargo, el núcleo actual es de origen árabe.

Historia

  • Los hallazgos arqueológicos realizados en distintas cuevas del actual término municipal determinan que la presencia del hombre en estas tierras se remonta a la Prehistoria.
    Más destacados son los vestigios históricos de la época romana; así­ en el vecino Cortijo de Alechipe, se ha encontrado un yacimiento que podrí­a corresponder a la ciudad de Licipo, construida, sobre un anterior asentamiento í­bero, por los romanos. En este perí­odo Casares, como población importante, emití­a su propia moneda y gozaba de un comercio próspero, estableciendo una ví­a de comunicación entre la costa y el interior.
    Cuenta la leyenda que Lacipo fue construida por orden de Julio César, agradecido tras haberse curado de una penosa enfermedad de la piel después de sumergirse varias veces en las aguas de los Baños de la Hedionda, pero esta anécdota carece de fundamento histórico.
    La estructura y el trazado del núcleo urbano actual tienen su origen en el perí­odo de dominación musulmana; a esa época pertenecen también los restos de la fortificación que domina el cerro en el que se asienta la villa.
    Conquistada por los Reyes Católicos en las postrimerí­as del s. XV vivirí­a, como tantos otros lugares ligados al extinguido reino nazarí­ de Granada, un largo perí­odo de decadencia debido al abandono de las tierras por los moriscos que la vení­an habitando, siendo definitivamente expulsados en la segunda mitad del s. XVI.
    La historia más cercana de Casares anota el nacimiento, en 1885, de Blas Infante Pérez de Vargas, conocido como una de las figuras definitorias del andalucismo; en 1936 fue fusilado por las tropas franquistas.
    En 1978, la Villa fue declarada Conjunto Histórico Artí­stico.

    Personajes destacados

    Blas Infante Pérez de Vargas (1885-1936), una de las figuras más representativas del andalucismo.
Gastronomía
  • Morcilla de chivo. Gazpacho. Sopas de maimones. Conejo. Guisado de patas. Gachas con leche de cabra. La cocina casareña es muy rica y variada. Sus platos más especiales están basados fundamentalmente en los productos sacados del chivo; de ahí­ que se le haga especial mención a su sabrosa morcilla de chivo.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.